Panes tradicionales mexicanos

La tradición del pan en México se remonta a la época prehispánica, donde ya se elaboraban algunas variedades a base de agua e ingredientes que existían en este continente; algunos de estos panes existen hoy en día, tal es el caso del pan de pulque, elaborado de savia fermentada de agave; o el tascalate, una especie de pan de maíz.

Con la llegada de los españoles se introdujo el trigo, y la mezcla de ingredientes dio origen a una amplia gama de panes dulces que son tradicionales en las panaderías mexicanas, como el cocol, el pan de huevo o las cemitas.

La esencia del pan mexicano

Si bien, hay una gran variedad ingredientes que se utilizan para elaborar los diversos panes, podemos encontrar tres que son muy recurrentes en los panes tradicionales que se consumen en el centro de México:

1. Piloncillo, el azúcar en su estado natural; es decir, está elaborado del jugo no destilado de la caña de azúcar.

2. Anís, una planta muy aromática, que es utilizada para muchos postres gracias a su agradable sabor.

3. Canela, una especia que se obtiene de los árboles, al igual que el anís, es muy aromática y de sabor agradable.

Panes como el puerquito, las chorreadas, el cocol, el ladrillo y las cemitas son algunos ejemplos que utilizan uno o más de estos ingredientes.

Del puerquito a la concha

Actualmente podemos encontrar una extensa variedad de panes ya muy arraigados en la gastronomía mexicana, y que se han convertido en una tradición a la hora del desayuno o merienda en casa.

Estos panes están elaborados con ingredientes más novedosos y que se han adaptado a los paladares y gustos de las actuales generaciones. Tal es el caso de bizcochos como el beso, la concha, los panqués, las donas etc.., o aquellos que están preparados con pasta hojaldrada como la oreja y las campechanas.

Pan para pambazo

Un pan que no puede faltar en esta lista, aunque no sea un dulce bizcocho, es el pan para pambazo, que se elabora principalmente en Ciudad de México, Puebla y Veracruz, aunque con ciertas variaciones; por ejemplo, en la capital mexicana es muy parecido a la telera y, para su preparación como antojito, se baña con una salsa de chile guajillo; mientras que en Veracruz es un poco más pequeño, redondo y va espolvoreado de harina blanca.

Este mes patrio celébralo disfrutando con los panes, postres y platillos más tradicionales de México.

¡Felices Fiestas Patrias!

¿Tienes dudas o comentarios?

Escríbenos. Nos pondremos en contacto contigo.

ATENCIÓN A CLIENTES

(55) 2636 3285

RECURSOS HUMANOS

(55) 6389 0806